Desde su creación, Luna de Miel® siempre se ha preocupado por conservar la naturaleza y los territorios. Ante la alarmante constatación de que ha aumentado la mortalidad entre las abejas y de que este hecho supone una amenaza para todo el ecosistema y afecta de pleno a la apicultura, en 2014 la marca crea la Fundación Lune de Miel®

PROTEGER LAS ABEJAS…

Bajo los auspicios de la Fundación de Francia, la Fundación Lune de Miel® centra su misión en la protección de la abeja y el desarrollo de la apicultura.

Con un presupuesto inicial de 500 000 euros para cinco años, a razón de 100 000 euros al año, la Fundación Lune de Miel®  financia proyectos de interés general en favor de la protección de las abejas y la apicultura, como por ejemplo las colmenas que luchan por conservar las especies, pero también proyectos vinculados a las aplicaciones de la miel y otros productos de la colmena.  También financia la investigación de las causas de debilitamiento de las colonias de abejas melíferas.

… ES TAREA DE TODOS.

Su acción busca, además, sensibilizar al público en general. La desaparición de las abejas no es una catástrofe mundial que afecte solo a los apicultores.  ¡Nos afecta a todos! Las abejas son los principales insectos polinizadores, lo que significa que permiten a las plantas reproducirse. Tienen una enorme importancia ecológica y económica. Según la UNAF y el Ministerio de agricultura, alimentación y bosques de Francia, más del 80 % de la producción de las plantas depende de la polinización de las abejas: 170 000 especies de plantas y flores. Cuando sabemos que el 40 % de nuestra alimentación es fruto del trabajo de polinización de las abejas, es fácil entender que todo el ecosistema está en peligro y que hay que actuar con rapidez.

Protegiendo a las abejas y la apicultura, la Fundación Lune de Miel® trabaja en pro de la biodiversidad: diversidad de especies animales, vegetales, de los ecosistemas, los medios y los paisajes. Un compromiso cuyos efectos beneficiosos redundan en todos y en todo el planeta.